Lo Mejor Sigue Estando Por Llegar

jueves, 4 de febrero de 2010

Ucronía

Define la RAE el término ucronía de la siguiente manera: Reconstrucción lógica, aplicada a la historia, dando por supuestos acontecimientos no sucedidos, pero que habrían podido suceder.

¿Que tiene que ver esto con el partido de anoche? Nada, y mucho. Noche de perros nuevamente en el Ramón Sán
chez Pizjuán para vivir una nueva semifinal, otra más, de la Copa del Rey. Empezó el partido con algo que sinceramente no esperaba, pues aunque creo que mientras el entrenador siga siendo el actual, vamos a seguir viendo un fútbol que a mí particularmente no me gusta, sin embargo sí me esperaba que saliéramos igual que hacía tres días, empujando al rival, acogotándolo y asfixiándolo.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. El Getafe dio un baño al Sevilla en los primeros 30 minutos, y si no llega ser por San Palop y por la suerte, ¿quién sabe lo que podía haber ocurrido? Ya saben, esto es ucronía. Lo cierto es que Palop es el portero del Sevilla, uno de los mejores de España (de vergüenza que no haya debutado aún con la selección) y que fue capaz de mantener la portería a cero.

Y ante el chaparrón (y no de agua precisamente) que estábamos presenciando el entrenador tomó una decisión, muy arriesgada, y finalmente, muy acertada: quitó a un delantero para meter ni más ni menos que a uno de los jugadores más cuestionados de la plantilla, Romaric.

A partir de aquí no es que el Sevilla jugara un fútbol espectacular, ni mucho menos, pero esa decisión de entrenador si valió para cortar el chaparrón de juego del Getafe. Les cortó el juego y a partir de ahí el Sevilla dominó de cabo a rabo y sólo era cuestión de tiempo de que aparecieran los cracks. Y vaya si aparecieron. Luis Fabiano primero, en un remate magistral en el último suspiro de la primera mitad. ¿Resultado? Hasta ese momento totalmente injusto.

Sin embargo el discurrir de la segunda mitad fue otro cantar, el Getafe apenas inquietó y la batuta era del Sevilla, que ésta vez fue el que puso más en el asador. Y a diferencia del Getafe, el Sevilla tiene unos señores vestidos de corto que pueden decantar la balanza. Si en la primera mitad fue Palop, y algo Luisfa, en la segunda, una jugada magistral de Jesús Navas terminó en un pase de la muerte que un defensa getafense terminó alojando en su portería. Y la grada enloqueció. Y aquí vuelvo a poner en juego la ucronía: el cambio del entrenador le supuso una pitada del respetable, pitada que si el cambio no hubiera surtido efecto podría haber desembocado en una pitada de las grandes pidiendo su cabeza. Pero la realidad fue otra, el partido cambió de forma radical, y esos pitos y esa posibilidad de pañuelos debería haberse convertido en unos pañuelos, en términos taurinos, pidiendo la oreja y el rabo para un Jiménez que, ayer sí, acertó de pleno con su decisión y, si no pasa una catastrofía (como diría Kiko del Chavo del 8) meterá a nuestro Club en la séptima final en apenas un lustro.

¿Sevillista, has visto alguna vez una final? (¿Recordáis esa pregunta?) No, si Dios quiere, habré visto 7. Ajo y agua.

3 comentarios:

Tántalo dijo...

Ayer muchos. Demasiados, perdieron los estribos. No por pitar o criticar el cambio (Yo mismo pedía a gritos el cambio pero de Luis fabiano), sino de insultos y amenazas del todo imoprocedentes. Apenas media hora de partido. Como diria la chirigota de los borrachos "tampoco eh pá ponerse ajín". Fué lamentable la verdad y como bien dices, si no llegamos a ganar el partido no se que demonios hubiera pasado. Hay gente que esta demasiado alterada y no creo que haya motivos para estar asi. ¿Criticar? Muy bien. Todo lo criticable. Eso nos hace mejorar a todos. Pero lo de ayer no es criticar, es odio en estado puro y yo de verdad, no lo entiendo.

Ya mismo estamos en otra final Manuel! Ojú que fiestazo nos vamos a pegar...

Manuel Miranda dijo...

Sinceramente yo no me escondo y digo que soy de los críticos. Ahora bien, si tengo que alabar determinadas cosas, también soy el primero.

Y estoy contigo, no puedo entender a aquellos que llevan la crítica ayer, o la defensa por encima de todo, me da igual, "los dos bandos", a algo que sobresalga de lo meramente futbolístico. Eso es para hacerselo mirar más de uno y de dos.

¿Quién era el favorito, Michel?

javier parabolica dijo...

estoy con ustedes pero si la moneda hubiera salido cruz????? todo el mundo ahora elogia al getafe y a michel...pero no es lo mismo jugar teniendo que ganar si o si que simplemente salir al ataque a ver si sale... de todas formas el getafe tiene algunos jugadores muy interesantes que no desentonarian nada en el sevilla.