Lo Mejor Sigue Estando Por Llegar

miércoles, 27 de julio de 2011

Ministry of Darkness (Ministerio de la Oscuridad)

Esta no es la primera vez que para escribir un post hago referencia a la WWE (lo que la mayoría conocéis como pressing catch).

El Ministerio de la Oscuridad fue la alianza de un grupo de luchadores, liderados por The Undertaker (El Enterrador), que iban a profetizar que dicho Ministry of Darkness iba a apoderarse de la compañía de lucha con métodos siniestros tales como ritos satánicos o sacrifici0s humanos, causando el caos, el miedo y la oscuridad.




Hoy el Ministerio de la Oscuridad se cierne sobre este blog. Hoy este, vuestro blog, está más cerca que nunca de la oscuridad. Hoy 27 de julio, mucho tiempo después, el autor de este blog está a un hilo de sacrificarlo.

A pesar del verano, del sol y de la alegría que se supone de esta época estival, los nubarrones negros y la oscuridad se ciernen sobre la persona que mantiene vivo este blog.

Porque tal y como dijo Ortega y Gasset, yo soy yo y mis circunstancias. Y hoy mis circunstancias no son nada alentadoras y me tienen sumido dentro de la desgana, una desgana que me lleva a plantearme el echar la persiana de este blog porque a día de hoy no tengo ganas de escribir ni de casi nada. Sólo de estar un rato con mi pequeño e ir por las tardes a hacer deporte para poder despejarme algo.

Y es que, como algun@s sabéis, formo parte de esos casi cinco millones de españoles que estamos en la lista maldita. Pero yo, además, formo parte de esos que de aquí a que se acabe el verano, recibirá una retribución de cero patatero.

Nada.

Casi un año trabajando en Cajasol (entonces El Monte). Cuatro meses trabajando como administrativo-mozo de almacén. Tres años como agente financiero en diferentes inmobiliarias asesorando a los clientes en la compra y en el tema hipotecario. Casi otro año gerenciando una de dichas oficinas. Y ocho meses haciendo el recobro a varias entidades financieras, donde me ponía en contacto con los clientes no pagadores para llegar a una solución de su impago y/o proceder a la retirada de su vehículo.

Una licenciatura en Economía y varios cursos de FPE en el tema de RRHH.

Eso hoy día me sirve para que me digan en unos trabajos que tengo demasiado nivel, y en otros que no tengo suficiente.

No tengo oportunidad de demostrar nada, porque ya ni me llaman para hacer una entrevista.

Así que como podréis comprobar, no es raro que el Ministerio de la Oscuridad acabe por terminar de apoderarse de mí y de este blog.

El tiempo lo dirá. Si alguien me puede ayudar a salir se le agradece de antemano.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Manolo, te entiendo perfectamente porque yo estoy igual que tu. No pierdas la fe,por favor. La cosa está jod... pero no nos podemos venir abajo.
Me gustaria ofrecerte un curro pero te tendrás que conformar con un ANIMOOOOOOOOOOOOOOOO muy sincero.
Un abrazo,amigo.
Emilio V.

Santiago Mora dijo...

Vaya, lo siento...

Espero que te mejore algo el panorama y que ello te ayude a seguir escribiendo.

Un saludo

Miguel dijo...

Vaya sorpresa me he llevado con el cierre creia que era para publicar algo del juego de la liga de esta temporada y ZAs en toda la boca te comprendo yo pase por ahi hace poco espero que te entren de nuevo las ganas de escibir y vente arriba amigo que ya sabes que Dios aprieta pero no ahoga.
Un abrazo amigo Manolo no nos conocemos pero como si nos conocieramos de toda la vida y arriba ese animo.
Si tienes animo me contestas si vas a seguir o lo dejas del todo

Ravesen dijo...

Mi caso fue sorprendentemente parecido. No voy a explayarme con detalles pero te aseguro que entiendo a la perfección lo que dices porque he pasado exactamente por lo mismo. Incluso coincidimos en algún que otro sector laboral.

Yo también tuve que aparcar mi blog cuando pasaba por los peores momentos.

Y a todo le añades un hijo que acaba de cumplir los dos años.

Ahora estoy montado por mi cuenta y me empieza a ir medio bien. Y mi mujer tiene un trabajo. Mal pagado, pero bueno, ayuda. Te quiero decir que Dios aprieta pero no ahoga. Y que de todo se sale.

Recuerda aquello de que no hay derrota en el corazón del que lucha.

Mucho ánimo. Un abrazo