Lo Mejor Sigue Estando Por Llegar

martes, 14 de febrero de 2012

Más vigente si cabe



Ya os he hablado una y mil veces sobre eso de que los aficionamos tenemos la suerte, o la desgracia, de ser ventajistas.

Los que me conocéis y los que no, sabéis de sobra mi manera de ver el fútbol y de entenderlo.

Y de sobra sabéis qué pienso de la gestión del Club de unos años a esta parte. Ya lo venía advirtiendo incluso con títulos en la mano.

Hoy voy a recordaros un post que escribí el 12-08-2010, para que hoy no se me tache de ventajista, en el que advertía algo. Podéis leerlo aquí.

Aún así, os lo dejo íntegro:

La deflación es una caída de los precios en el conjunto de la economía que se prolonga durante varios períodos (al menos dos trimestres según el Fondo Monetario Internacional). Por lo tanto, se excluyen las caídas de precios en sectores concretos o que se produzcan de forma puntual. La deflación es el fenómeno económico opuesto a la inflación.

La deflación se produce cuando la oferta de bienes y servicios en una economía es superior a la demanda: el sector empresarial se ve obligado a reducir los precios para poder vender la producción y no verse obligado a acumular stocks.

El impacto de este desajuste sobre los precios puede verse acentuado por cambios estructurales en la economía mundial que impliquen un incremento de la productividad o de la competencia entre las empresas.

Los efectos de la deflación sobre la actividad económica son muy negativos y difíciles de corregir. Un descenso de los precios deteriora los resultados empresariales, lo que implica recortes de plantilla y de inversión en bienes de equipo, lo que a su vez lleva a una disminución de la demanda que de nuevo recorta el excedente empresarial. En ausencia de políticas correctoras, la salida de este círculo vicioso sólo se produce cuando los precios han disminuido lo suficiente para que los consumidores y empresas puedan restablecer progresivamente su nivel de demanda.

Las políticas que la Administración puede aplicar para actuar contra la deflación estarán orientadas a potenciar la demanda para cubrir el desfase con la oferta.

Vaya royazo económico que os he soltado. Y es que a veces me sale el ramalazo del economista que soy. ¿Qué tendrá que ver esto con el fútbol? ¿Y con nuestro Sevilla F.C.? ¿Está en deflación el nivel de la plantilla de nuestro equipo de unos años a esta parte? ¿Y si se va Luis Fabiano?

En fin, preguntas a las que no se si alguien podría responder.




3 comentarios:

AntonioHermi dijo...

Manuel, de acuerdo totalmente con este termino "deflación" es lo que ha provocado la mediocridad de la plantilla actual del Sevilla FC.

Saludos

Ravesen dijo...

Lo mejor tiene que seguir estando por llegar, no me cabe duda. Sólo espero que a lo peor no le ocurra lo mismo.

Sinceramente, creo que no es el momento de buscar culpables, sino de salir de esta. Y cuando salgamos de esta, a señalar todos con el dedo. Esto no puede volver a pasar.

Un saludo

Miguel dijo...

Temporada tras temporada la plantilla se ha ido empobreciendo y eso el unico culpable es MONCHI