Lo Mejor Sigue Estando Por Llegar

domingo, 29 de abril de 2012

Agujero negro


Un agujero negro es un objeto con una gravedad tan fuerte que nada puede escaparse de él, ni siquiera la luz. La masa del agujero negro está concentrada en un punto de densidad casi infinita, llamado singularidad. En la propia singularidad, la gravedad es de una fuerza casi infinita, por lo que aniquila el espacio-tiempo normal. A medida que aumenta la distancia desde la singularidad, su influencia gravitacional disminuye. A determinada distancia, que depende de la masa de la singularidad, la velocidad que se necesita para escapar del agujero negro es igual a la velocidad de la luz. Esta distancia marca el “horizonte” del agujero negro, que es como su superficie. Todo lo que pasa por el horizonte es atrapado dentro del agujero negro. Hay distintos tipos de agujeros negros, dependiendo de su masa.




El que quiera saber más y profundizar sobre la apasionante materia a la que dedica su estudio el Dr. Sheldon Cooper, que compre libros de física o que se eche unas risas con The Big Bang Theory.

Tiene cosas curiosas esto del fútbol. Y de las aficiones.

Y en concreto hay cosas de la afición sevillista, mi afición, que me llama poderosamente la atención.

Capaz de decir que, tres o cuatro años atrás, los goles que recibía el Sevilla FC eran, en su gran mayoría, por culpa de Daniel Alves. Teoría a la que, entonces, llamé igual que a este fenómeno de la física con la que titulo este post.

Daniel Alves, el mejor jugador que yo he visto con la camiseta del Sevilla FC, quizá el mejor jugador de nuestra historia, por delante inclusive del grandioso Frederick Kanouté (recuerden quién era el motor de aquél equipo) era recriminado por una afición que, temporadas más tarde se ha afanado en intentar defender a capa y espada a lo que vino tras el hombre del agujero negro.

A Alves lo sustituyó Konko, al que los seguidores de Familia Rojiblanca conocemos como Funcionario Konko, apelativo puesto por uno de los oyentes, el gran Javier de Montequinto, también conocido por Javier Parabólicas, que hace mucho no llama, por cierto.

Un Konko que fue protagonista de una de esas teorías futbolísticas, y portada de los periódicos, a las que hizo referencia el que, con el paso de los años está pasando a convertirse en el auténtico agujero negro del Sevilla FC. 

A Konko lo sustituyó el gran Aquivaldo Mosquera, el mejor defensa de Sudamérica. Tan bueno era que lo tuvimos que "regalar". Y años después, siguió demostrando su valía, tanto que al equipo que lo "regalamos" lo dejó libre.

Algo imposible de mejorar, pero que fue mejorado con Dabo, primero, y con el futuro lateral derecho de la Selección Española de Fútbol después, Coke Andújar.

Y hago referencia, en este caso, al lateral derecho, porque es donde más sangrante se ha ido dando la situación. Pero esta teoría de los agujeros negros es extrapolable a prácticamente todas las posiciones del terreno de juego.

Tan es así que la misma alineación de hoy de Mourinho es una prueba de ello. Porque a pesar de los records goleadores e historias varias, si por algo se caracteriza este entrenador es que, ante partidos importantes, le da por ir quitando a los denominados jugones para alinear a jugadores más físicos.

Y hoy, casualidades de la vida, al tal Mou le ha dado por alinear a todos sus jugones, previendo que la dificultad del partido iba a ser escasa, como así fue durante 75 minutos.

Y es que cuando Mou viera una alineación con una defensa en la que forman Coke, Cala y Fazio y un centro del campo formado por Deivid, Trochowski y Rakitic, seguro que una sonrisa le tuvo que salir.

Y cuando siguió más abajo en la lista y vio como suplentes a un tal Julián, un tal Luis Alberto, un tal Campaña, un tal Guarente o un tal Babá, y ojo, desde el más absoluto de los cariños para con cualquiera de nuestros jugadores, la sonrisa de Mou pudo convertirse en carcajada.

Y no solo en Mou, sino en la grada del Santiago Bernabéu. Una grada que, no mucho tiempo atrás, literalmente, se cagaba por las patas abajo cuando el Sevilla FC saltaba al terreno de juego, y que hoy sólo se preocupa por acertar cuántos goles le caerán al pobre Javi Varas.

Una situación que, no lo piensen más, no tiene sentido, está propiciada por el enorme agujero negro que ha abierto el ínclito Ramón Rodríguez Verdejo y sus secuaces en las arcas del Sevilla FC, despilfarrando ingentes cantidades de dinero.



5 comentarios:

Boticario117 dijo...

Y que no haya suerte y un agujero negro, pero negro como los coj... de Finidi, se trague a Monchi...

Miguel dijo...

Ojala y se caigan al agujero MInchi Del NIdo Orta Vizcaino y la mayoria de jugadores de la plantilla salvo Navas,Medel,Luna,Luis Alberto y Campaña el resto que desaparezcan

Ravesen dijo...

Tienes bastante razón, pero creo que eres un poco injusto porque te dejas cosas fundamentales en el tintero. Y permíteme que te explique por qué pienso así.

El Madrid temblaba cuando el Sevilla de hace cuatro, cinco o seis años (fabricado por Monchi) aparecía por su estadio. Y es cierto. Ahora no. Claro que el Madrid (y el Barça) arreglaron esa situación. Cuando durante tres o cuatro años seguidos la diferencia de ingresos por televisión entre un club y otro es de 100 millones (100 millones todos los años x cuatro años = 400 millones) pasa esto. Que un equipo crece una barbaridad y el otro empeora en la misma proporción.

Y ahora resulta que la diferencia entre ambos equipos es sideral.

No te voy a discutir los fallos de la dirección deportiva porque discutir eso es de imbéciles. Los ha tenido y muchos. Por eso digo que tienes mucha razón.

Pero este post lo publicas después del partido contra el Real Madrid. Y haces referencia a lo que era antes y lo que es ahora. Por tanto, si no mencionas hasta qué punto ha crecido la diferencia de ingresos entre ambos clubes, el análisis está incompleto.

Al menos en mi opinión.

De todos modos, a parte de eso, insisto, tienes mucha razón en todo lo que dices.

Un abrazo.

Manuel Miranda dijo...

A/A Ravesen

Me refiero al partido de ayer porque es el que tocaba. Evidentemente sucede eso que dices y, sobre ello, nada tengo que echar en cara.

Mi crítica o como le quieras llamar es que no han sabido gestionar un equipo que, claramente, era el que iba justo por detrás de estos dos mastodontes, y hoy no somos más que otro equipo dentro de un saco en el que caben equipos de inferior nivel al nuestro.

Ravesen dijo...

Eso sí que no tiene discusión. En estos momentos deberíamos de llevar entre 12 y 15 puntos más. Y viendo lo mediocres que son los demás equipos, pues estaríamos 3º y de calle.

Granada, Sporting, R. Sociedad, Getafe, el mismísimo Betis..., podemos elegir los partidos en los que se nos han ido esos 12 o 15 puntos.

Un saludo