Lo Mejor Sigue Estando Por Llegar

jueves, 6 de septiembre de 2012

Chovinismo

El chovinismo es la exaltación desmesurada de lo nacional frente a lo extranjero. El nombre proviene de la comedia La cocarde tricolore, de los hermanos Cogniard, en donde un personaje con el nombre de Chauvin, personifica un patriotismo exagerado. 

De 26 galardones concedidos en el Premio Príncipe de Asturias de los deportes, casi la mitad, 12, han recaído en deportistas de nuestra nacionalidad. Ello supone sólo el 46 %.

El último galardón para los jugadores de fútbol Xavi Hernández e Iker Casillas.

Dos jugadores a los que no hay que quitarle mérito ninguno, grandes artífices de la mejor Selección Española de Fútbol de la historia. Quizá el mejor centrocampista organizador y el mejor portero que nuestro fútbol patrio ha dado nunca.

Pero en estas cosas de los premios yo es que suelo ser bastante cortito.

Mérito el máximo, pero estos dos mismos jugadores recibieron el mismo premio dos años atrás como componentes de la Selección. ¿A qué viene entonces el de ahora?

Cuando uno ve la lista, repito, plagada de españoles, no puede más que asombrarse que estos dos cracks lo reciban por segunda vez y que gente como Ángel Nieto, David Cal, Gervasio Deferr, Gemma Mengual, Contador, Marta Domínguez... no aparezcan en la lista.

Y ahondas en la lista y ves mucho español y te preguntas: ¿Y Michael Jordan? ¿Y la Selección USA de Baloncesto? ¿Y Michael Pelphs? ¿Y Usain Bolt? ¿Y Roger Federer? ¿Y Valentino Rossi? ¿Y Alí? ¿Y Nadia Comaneci? ¿Y...? ¿Y...?

Hace dos años, por poner uno de los últimos y más flagrantes ejemplos, nos llevábamos las manos a la cabeza porque el propio Xavi o Iniesta no recibieron el Balón de Oro cuando, por méritos propios, debió ser de uno u otro.

Pero por lo que se ve, no nos quejemos tanto, no critiquemos tanto a los otros porque, para chovinistas, nosotros.