Lo Mejor Sigue Estando Por Llegar

martes, 9 de octubre de 2012

La despedida de Davor Suker del Sevilla FC


Davor Suker nació el 1 de enero de 1968 en Osijek (Croacia). Su brillante trayectoria le convierte en el mejor jugador en la historia del fútbol croata y en uno de los mejores delanteros en la década de los noventa.

Jugó cinco temporadas en el NK Osijek, marcando cuarenta goles en 91 partidos. En 1989 llegó al Dinamo de Zagreb y marcó 34 goles en sesenta partidos.

En 1991 llegó al Sevilla FC junto a su compatrita Jelicic. Debutó en un partido de Copa del Rey ante el RCD Español y ya en su primer partido se ganó la admiración del sevillismo y el temor de sus rivales: debutó haciendo un hat trick.




Se convirtió en uno de los máximos goleadores de la historia del Sevilla FC al anotar 76 goles en 153 partidos.

Para hablar de su despedida tenemos que remontarnos a 1996. Nos encontramos en la temporada cuyos prolegómenos fueron el convulso verano del 95 en el que el Sevilla FC fue descendido administrativamente a 2ª B y que, posteriormente, dio lugar a la liga de 22 equipos.

La temporada fue algo a lo que la afición nervionense no estaba acostumbrada, ya que el Sevilla se llevó toda la temporada rondando el descenso. El final de temporada coincidía con las concentraciones de las selecciones nacionales para la Eurcopa de Naciones de 1996.

Suker fue despedido en el Sánchez-Pizjuán en loor de multitudes a falta de dos jornadas y marchó a la concentración de Croacia con un Sevilla que no estaba salvado del descenso de categoría. Era su despedida pues ya había sido vendido al R. Madrid, equipo al que se incorporaría tras la Eurocopa.

Y se llegó a la última jornada, la 42ª, con un Sevilla que se jugaba la salvación ante la UD Salamanca. Debido a la situación del equipo, Davor Suker cogió un jet privado y vino de la concentración en la que se encontraba para salvar al Sevilla FC.  

Llegó, vio y venció. Se marchó tal y como llegó, haciendo otro hat trick. El ídolo se hizo leyenda.





Podéis leer la crónica de ese partido en el ABC de Sevilla de  26/05/1996 aquí y aquí.

Con él se fue la magia. Con él se fue mi ídolo del Sevilla FC. De los jugadores que yo haya visto con mis propios ojos y de los que tengo absoluta conciencia, es el único que no tengo dudas que sería titular en el mejor Sevilla FC de la historia.

Podéis ver un pequeño video de homenaje aquí.




1 comentario:

Ravesen dijo...

Creo que todos los que andamos entre los 30 y los 40 tenemos como ídolo para siempre a Davor Suker. Yo llegué a ir con Croacia en un Croacia - España porque en España no había sevillistas y en Croacia estaba Suker.

Además, es de los pocos que, después de irse de aquí a un grande, nunca jamás han dejado de reconocer amor por nuestro escudo. Es uno de los más grandes.

Un saludo.