Lo Mejor Sigue Estando Por Llegar

lunes, 25 de abril de 2011

Indigno

El Sevilla se impuso por tres goles a dos al Villarreal con un triunfo que se vio empañado por los lamentables sucesos con los recogepelotas y los balones que misteriosamente llegaban al terreno de juego



Este era un partido que era muy esperado hasta hace una semana. Si se hubiera ganado en Getafe, quizá aún el sueño, aunque lejano, fuera posible. Pero sin embargo el Sevilla perdió entonces y, aún con la victoria de hoy, las ilusiones marcharon.

El Sevilla se coloca sexto empatado con el séptimo y aventajando en cuatro puntos al Español, octavo. Esa es la mejor noticia de la noche de hoy.

Volvió a salir el Sevilla con el clásico 442, más o menos, con los dos jugadores de banda disponibles y Rodri acompañando a Perotti.

Y resulta que Rodri le dio la razón a Manzano cuando muchas veces nos preguntamos por qué no juegan más canteranos. Rodri hoy fue un cero a la izquierda.

Aunque claro, eso puede tener su contrarréplica: Rodri es delantero, goleador ratonero, no es el jugador que debe enganchar con el delantero centro. Para esa función, a falta de Kanouté, Luis Alberto es el hombre, no Rodri.

Se puso el Sevilla con dos goles de ventaja en menos de quince minutos. A partir de ahí, el Sevilla "desapareció" e igual que ganamos, si el resultado hubiera sido un 3-4 no creo que nadie se llevara las manos a la cabeza.

Otra gran actuación de Javi Varas, unido a la fortuna en un par de lanzamientos de los jugadores amarillos al palo y a un más que posible penalty que no nos pitaron en contra propiciaron que los tres puntos quedaran en casa.

Sin embargo, como en este blog escribo lo que pienso, no puedo dejar de decir que el triunfo fue indigno.

Siempre he dicho y siempre he defendido que para mí en el fútbol no vale todo para conseguir el resultado. La clase, la hombría, el saber estar, la dignidad, eso no se compra. Y este que les escribe prefiere ser el octavo de forma digna, con clase, con saber estar, que ser sexto o séptimo con malas artes, de una manera barriobajera, como haría un club indigno.

Porque lo que ha pasado hoy es algo que pasa en un club sin dignidad. Porque lo que ha pasado no ha sido una casualidad ni se han aliado todos los astros para que misteriosamente los balones al final del partido fueran cayendo al terreno de juego para parar el partido.

Esa orden la ha dado alguien. Si los rectores del Club desconocían esto creo que no pueden pasar por alto lo ocurrido y deben depurar todas las responsabilidades que sean necesarias, caiga quien caiga. Si no se hace o si lo que iba a pasar lo sabían Del Nido & company, entonces, lamentándolo muchísimo, mi Club es un club indino.

4 comentarios:

Santiago Mora dijo...

Estoy de acuerdo. No creo que a unos chavalines que están de recogepelotas se les ocurra "de repente" ponerse a tirar balones.

Me creo que Del Nido no lo supiera, pero como dices, ahora es él el que debe demostrar algo.
Lo llamas dignidad, y creo que no hay mejor palabra.

No vale ganar de cualquier manera y lo importante no son los 3 puntos siempre ni a costa de todo.

Geneticamente Sevillista dijo...

indigna la victoria, pq manzano tacticamente es inepto.indigno es el comportamiento con los balones .indigno de un club con 106 de historia.
solo un sentido gracias a los futbolistas y a su garra,
un abrazo.

HONEY900 dijo...

los partidos hay que ganarlos jugando al futbol y no con faltas y tácticas que hoy mas que nunca hacen de este deporte "una picaresca", pero que se puede esperar cuando uno de los grandes de España utiliza esa táctica "el Madrid" intenta ganar en las ruedas de prensa lo que no tiene ganado en el campo, pero en fin, mientras haya titiriteros habrá marionetas.

Manuel Miranda dijo...

Estoy de acuerdo con los 3. Por eso y por tantas cosas la liga española no puede ser catalogada nunca como la mejor del mundo. Tendrá a los mejores jugadores, poro como competición dista mucho de ser la mejor