Lo Mejor Sigue Estando Por Llegar

lunes, 13 de junio de 2011

La Guardia Pretoriana

Lo que son las cosas de la vida, antes, cuando era estudiante, todo lo que se refiriera a la historia digamos que era como si me diera grima.

Sin embargo, con el paso del tiempo y, cuando ésta ha dejado de se una materia que tenía que estudiar por obligación, la veo con otros ojos.

Hoy día parte de la historia que más sigo es la de nuestro Sevilla FC a través de los mejores blogueros sevillistas de la red, a los que, por no dejarme ninguno atrás, no voy a nombrar, todos sabemos quienes son.

Otra parte de la historia que me llama, será por mi especialización, es la historia económica: Keynes, Adam Smith, Walras....

Pero desde shiquetito me han gustado siempre las cosas relacionadas con los romanos. Tengo algún libro, alguna película, ahora en la TV lo que veo son series de romanos, gladiadores, lo típico.

Hoy, no se muy bien cómo, he llegado a una página que habla de algo que he escuchado miles de veces pero que, como tantas y tantas cosas, no sabía exactamente lo que era. Habla sobre la Guardia Pretoriana. Podéis leerlo aquí, aunque os dejo la introducción:

Esta orden de guerreros sin duda alguna contó con algunos de los más aptos y eficaces soldados de élite de la historia antigua. Irónicamente no son recordados por sus destrezas en el campo de batalla y heroicas victorias, sino que lo son por su nefasta corrupción y manipulación política. La Guardia Pretoriana está rodeada de un halo de presunciones y prejuicios que históricamente son parcialmente ciertos. Lo que empezó como una fuerza especial de protectores del Emperador y su familia, en si protectores de la Institución Imperial, nefastamente terminó convirtiéndose en uno de los mayores causales de la corrosión y deterioro de ésta misma. Tristemente los Pretorianos son célebres no por su sentido original sino por sus acciones posteriores. Producto del accionar de una fuerza corrupta y descontrolada que sentía ser omnipotente al punto de ser quien decidiera el rumbo del Imperio. Famosos son los episodios de Emperadores asesinados directa e indirectamente por la Guardia, y aun peor por los elegidos por la misma. Sin embargo los Pretorianos no siempre fueron un brazo de corrupción extrema, como veremos en éste artículo, hubo un tiempo, aunque muy breve, en que la Guardia realmente representaba los intereses de Roma.

Hoy día, dos mil años después, las formas han cambiado, pero sigue perdurando. ¿Hasta cuándo? Yo apuesto a que perdurará por los siglos de los siglos.

5 comentarios:

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos, D. Manuel.

Gracias.

¿Se le ocurre algún nombre para llamar al Pretor? A mí si. Más de uno.

Cuídate, amigo.

P.D. Actualiza el link al currículo porque no rula.

Tántalo dijo...

Hay pretorianos y pretorianos.

Me da que los de hoy aún no ponen ni quitan Emperadores.

Todavía.

Santiago Mora dijo...

Pues será que soy más cortito, pero no lo pillo.

¿habrá traducción para torpes?

Manuel Miranda dijo...

A/A Sr Ariza.

Lo del CV es cierto. Esa página me caducó hace unos días y tengo q buscarle nuevo alojamiento.

El único pretor que conozco es Galba, Santi. De Hispania (antena 3).

Salu2 cordiales (coño, parezco Super García)

Santiago Mora dijo...

aclarado por twitter