Lo Mejor Sigue Estando Por Llegar

jueves, 31 de mayo de 2012

¿Cómo un africano/sudamericano tenía acceso a una vivienda y yo no?


Y en el título del post podéis cambiar el yo por mi hijo, mi hermana, mi primo, mi sobrina, mi amigo, mi vecina, o quien veáis oportuno.

Segundo post consecutivo con una pregunta como título de post.

Y segundo post consecutivo dedicado a la economía, y no al Sevilla FC.

En él voy a contaros mi experiencia personal entre los años 2005- finales del 2008 en el que me dedicaba a sacar hipotecas y préstamos personales a diestro y siniestro. Período que coincide con el final del auge bestial de la burbuja inmobiliaria y su posterior batacazo.

Este tipo de préstamo hipotecario que voy a contaros es cuando ya se había llegado al cenit inmobiliario y las propias entidades bancarias me llamaban para preguntar por qué ese mes no le había llevado ninguna operación hipotecaria o le había llevado menos de lo que estaban acostumbrados.

¿Por qué quiero contarlo ahora? 

Porque ahora sólo se habla de Bankia, un pufo enorme, pero que en mi experiencia, la mía y la de las empresas en las que yo trabajé entonces, este tipo de préstamo hipotecario que voy a contaros no lo saqué ni una vez, lo que me da a pensar que, quizá, y ojalá me equivoque, seguiremos hablando de lo mismo o peor, y puede cumplirse lo contrario al nombre de este blog.

Como bien sabéis, y si no os lo digo yo, cuando se va a pedir un préstamo para vivienda habitual, lo lógico es que te concedan un máximo del 80% de la tasación. Sin embargo eso era lo anormal. Lo lógico era que el banco diera más de eso, incluso el 100% de lo que se tasara la vivienda.

Y lo que era normal es que, además del precio de la vivienda, en la operación entraba la comisión de la inmobiliaria, los gastos que conllevaba la operación y ese préstamo del coche o ese piquillo que casi todo el mundo tiene.

De tal manera que para un piso que podía costar 120.000 € había que financiar al rededor de 150.000 y que llegaba a tasar hasta 180.000 € o lo más cercano posible a eso para que nos aproximáramos lo más posible a ese 80% que arriba mencioné.

Pero llegaban las primeras dificultades y a mí me llegaba la pregunta que os planteo en el título del post. ¿Cómo ello era posible?

Pues muy fácil. Y ¿quién creéis que a todos los que nos dedicabamos a eso les dio la idea? Desde las mismas entidades financieras.

Se cogía al africano de turno o al sudamericano de turno que quería comprar. Normalmente no tenían a nadie que los apoyara en la operación, por lo que, supongamos que era mileurista (era lo normal), sólo no iba a poder hacer frente, siguiendo los regímenes bancarios, el pago de la letra. Un piso medio normal le saldría por 500 €/mes, y si eres mileurista, el banco te dice que máximo puedes pagar unos 350 €.

¿Qué hacer? Pues cuando había dos clientes similares, se les juntaba a los dos (imaginemos a Pepe, que quería comprar en la calle A y a Juan, que quería comprar en la calle B). Cada uno quería un piso sólo para él, y lo que se hacía es juntar en la misma operación a ambos y al banco XX se le decía que ambos compraban en la calle A y, a la misma vez, se iba al banco YY, al que se le decía que ambos compraban en la calle B. Con ello la operación salía porque ahora de cara al banco teníamos una operación con dos personas en las que, entre ambos sumaban 2.000 € en ingresos (con 2.000 € se supone puedes destinar a deuda unos 750 €) y, a priori, tendrían una letra de 500 €. Y como financiaban casi hasta el 100%, como he comentado arriba, operación aprobada.

Pero claro, era ficticio.

Una trampa que nos enseñaron en las mismas entidades financieras y que todos aprovechamos para seguir ganando dinero e inflando la burbuja.

Y, repito, en mi experiencia personal, ninguna de estas operaciones fue con Bankia. Por lo que me lleva a pensar que todavía quedan cosas por salir.

5 comentarios:

Boticario117 dijo...

Yo en estas cosas económicas me pierdo una barbaridad, pero lo que creo entender es que aquí los bancos han promovido que se hagan trampas aprovechando huecos en las leyes para sacar aún más tajada.

Va a seguir saliendo mierda a flote, pero como el Gobierno no hace nada al ser su propia mierda y/o de sus coleguitas, pues nos iremos al carajo.

Limón dijo...

Bonos convertibles, preferentes... bancos pensando únicamente en sanerar sus maltrechos balances por la morosidad y la mala gestión.

Estoy totalmente de acuerdo. Queda mucha mierda por salir. España es el segundo pais de la UE que donde más comisiones se cobran; y lo que es peor, España junto con Japón, son dos de los paises desarrollados con menor cultura financiera entre sus ciudadanos. Así nos luce el pelo.

Limón.

EL PAPI MAGASE dijo...

Entre todos la mataron y ella sola se murió,un abrazo tocayo y a esperar que no nos salpique mucho la caca de la vaca.

Ravesen dijo...

Yo también me dediqué a ese oficio durante un par de años. Y Bancaja era uno de los bancos preferidos por los compañeros por las barbaridades que aceptaban. No así Caja Madrid, que eran mucho más estrictos.

¿Y Cajasol? Todavía me cuesta creer que no les haya ocurrido algo parecido que a Bankia. Mucho me temo que tarde o temprano caerán. Igual que muchos otros.

Un saludo

David J. Pereira dijo...

Olá!

Podemos fazer uma troca de links entre blogues por favor?

O meu é: http://davidjosepereira.blogspot.pt/

Muito Obrigado!

Depois passem pelo meu a confirmar a troca, para eu também adicionar o vosso blogue aos meus links.